Volver a guuk
ES | EU
Infórmate gratis 900 622 151 | Te llamamos
icono menu icono cerrar menu Menú Cerrar

Gestos sostenibles para ahorrar dinero y energía en casa

08 Junio 2021 15:34 3 min

¿Eres ecologista de verdad o solo de boquilla? Si te preocupa el medio ambiente, pero no sabes muy bien qué hacer para preservarlo, desde Guuk te ofrecemos seis pequeños gestos sostenibles que te ayudarán a ser más respetuoso con tu entorno y, de paso, a ahorrar dinero y energía.

Los altos niveles de contaminación, el despilfarro de agua y por supuesto, el excesivo consumo de energía que hacemos en nuestro día a día, son algunos de los problemas medioambientales con los que parece que cada vez estamos más concienciados. Y para combatirlos, todos los gestos cuentan. Desde el sistema de Fibra Óptica que utilizamos en casa, hasta la duración de la relajante ducha de agua caliente con la que ponemos fin a un largo día. Pero ¿eres consciente del impacto que tienen cada una tus acciones en el medio ambiente? Aquí tienes algunas cosas que, a medio y largo plazo, influyen en tu entorno.

Stand-by, consumo fantasma.

El estado stand-by se produce cuando un aparato está permanentemente enchufado a la red eléctrica, aunque no se utilice. Y aunque te parezca mentira, mantener un aparato electrónico en modo stand-by no tiene ningún beneficio para el medio ambiente, ni por supuesto, para tu economía.

Es más, ¿sabías que puede suponer entre un cinco y un diez por ciento del gasto anual en electricidad de tu casa? Estamos seguros de que a partir de ahora te acordarás de desenchufar los aparatos.

bombilla-tierra-ahorroNo te bañes, dúchate

¿Sabías que por cada cinco minutos que pases bajo la ducha se gastan 100 litros de agua? No lo decimos nosotros, lo dice la Organización Mundial de la Salud.

Además, también puedes instalar sistemas eficientes de ahorro de agua para evitar no solo derrochar dinero, sino nuestro más preciado y escaso recurso natural. Y es que, a día de hoy, hay muchas opciones eficientes como reductores de caudal, cisternas de bajo consumo, grifos inteligentes y un largo etcétera.

Fibra óptica simétrica

El sistema de conexión a internet que usamos en nuestra casa también tiene que ver con el consumo de energía que hacemos. La fibra óptica además de ser el sistema más rápido de conexión, también está considerado como el más eficiente y más respetuoso con el medioambiente.

Esto se debe a que la tecnología FTTH es un medio de transmisión que no requiere la instalación de cables de cobre tradicionales que se están quedando obsoletos.

ilustraccion-conexion-hogar

Mejor el lavavajillas que a mano

¿Sabías que puedes ahorrar hasta 30 litros de agua diarios metiendo los platos al lavavajillas? Según el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDEA), es más económico lavar la vajilla en el lavavajillas que fregando a mano. Además, no solo agua, también ahorras en energía.

Si quieres reducir aún más el gasto siempre podemos seleccionar un programa económico, que permita aprovechar el calor del lavado para el aclarado o el secado, sin tener que consumir energía nuevamente.

Mantén la temperatura que realmente necesitas

Los expertos dicen que lo recomendable es mantener tu hogar entre 19º y 21º en invierno: y en verano, entre 24º y 26º. Parece ser que con la ropa y una ventilación adecuada podemos evitar ese grado de más o de menos que puede significar un incremento importante en tu factura de luz.

Aumentar la temperatura en tan solo un grado dispara el consumo energético en hasta un 7%. De igual forma, en verano, no es conveniente bajar la temperatura por debajo de los 24 grados. Si no es estrictamente necesario, podemos elegir el ventilador o ¡abrir las ventanas!

Además, los termostatos nos permiten regular la temperatura de cada estancia, utilizando la energía sólo donde y cuando se necesite, y evitando un consumo extra cuando, por ejemplo, nos olvidamos de apagar manualmente la calefacción.

Compra electrodomésticos con etiqueta A+++

Según la Comisión Europea, los electrodomésticos con etiqueta A+++ de alta eficiencia energética nos permiten ahorrar unos 490 euros anuales en electricidad, al tiempo que reducimos el impacto ambiental. Los más eficientes son los de las clases A+, A++ y A+++ y, aunque tienen un precio de venta más caro, como es de esperar, suponen un ahorro a largo plazo.

Y es que al consumir menos energía, se gasta menos luz, lo que también repercute positivamente en la economía del hogar. Debido a que son más costosos que otros electrodomésticos, si quieres priorizar fíjate en los frigoríficos, lavadoras, televisiones, lavavajillas o vitrocerámicas. Son los aparatos que más consumen.

Por suerte, hay muchísimos tips en cuanto al consumo sostenible. Y tú, ¿ahorras energía en tu casa?

Noticias relacionadas